Razones para destinar las remesas a inversión inmobiliaria

Razones para destinar las remesas a inversión inmobiliaria

Colombianos en el exterior - 2018-08-16

Remesas, el nuevo motor de la inversión inmobiliaria en Colombia, con ellas puedes pagar la cuota inicial y pagar las mensualidades del crédito hipotecario.

Eres uno de los millones de colombianos que han emigrado a otro país buscando una mejor calidad de vida para sus familiares ¿Recuerdas la primera vez que enviaste una remesa? Seguramente, como la gran mayoría habrás experimentado el orgullo y la gratitud de poder ayudar a los seres que amas; vivir lejos de tu patria es muy difícil ¿verdad? Algo que nos motiva es poder enviar ese dinero a los que se quedaron en el país.

Sin embargo, aún nos preocupa el futuro, deseamos estabilidad y seguridad, algo tangible que mirar. Miles de colombianos residentes en el extranjero han decidido aprovechar el momento y comprar una vivienda nueva en Colombia: A la fecha se han otorgado miles de créditos de vivienda a colombianos residentes en el exterior.

En la actualidad, las instituciones financieras buscan la inclusión de los receptores de remesas y de sus familiares inmigrantes. Han implementado nuevas políticas de crédito para vivienda que permiten incluir dentro de los ingresos a las remesas; muchas personas ya se están beneficiando. ¿Te gustaría beneficiarte de estos incentivos?

¡Conoce los planes de financiación de vivienda en Colombia!

A continuación te enseñamos 5 razones por lo que deberías destinar un porcentaje de la remesa a la inversión inmobiliaria.

1. Aumentar la productividad de las remesas

Según los bancos, la mayor parte del dinero que se recibe como remesa se destina al consumo; comida, calzado, celulares, electrodomésticos, salud, transporte y educación. En menor medida, se invierte en pago de hipotecas, o arriendos y menos del 10% se ahorra.

Una forma de aumentar la productividad de este dinero es aprovechando los nuevos instrumentos financieros creados por la banca como aplicaciones móviles y cuentas de ahorro especiales para los colombianos residentes en otro país.

2. Adquirir una propiedad explotando el potencial de las remesas

Las remesas juegan un papel importante en la economía. Las nuevas políticas de crédito las incorporan como aval para el financiamiento; las personas receptoras de este dinero y las familias emigrantes se pueden beneficiar de esta nueva filosofía.

El financiamiento se puede hacer mediante créditos hipotecarios, hasta un 70% del precio, o por leasing habitacional hasta un 80% del valor de la propiedad; y se aplican las mismas condiciones que esos productos tienen en Colombia.

Las remesas se usan para el pago de la cuota inicial de tu vivienda nueva y para el pago de las mensualidades del crédito hipotecario.

De tu interés: La tasa de cambio favorece la inversión en Colombia

3. Adquirir un inmueble con las remesas es un respaldo a tu futuro

¿Te has preguntado qué hacer, si tuvieras que regresar a tu país, si ocurriera un suceso imprevisto?

Tantos años de esfuerzo tienen que valer la pena y no puedes llegar a tu país de origen con los brazos cruzados. Cúrate en salud e invierte parte de tus remesas en finca raíz. Así no solo llegarás teniendo un buen capital sino que también tendrás un techo donde acomodarte mientras empiezas otra vez.

Lo peor de pensar en regresar es la sensación de literalmente no tener donde meter la cabeza; con una administración inteligente de las remesas y la plena seguridad que a quien se las estás enviando van a velar por tu futuro. Los imprevistos serán mucho más fáciles de sobrellevar.

4. Destinar parte de las remesas a la compra de viviendas es un buen negocio

En la actualidad, Colombia es uno de los mejores destinos para adquirir una vivienda nueva; la estabilidad democrática, la mayor seguridad y el crecimiento de su economía está conquistando la confianza de los inversionistas.

La inversión inmobiliaria es una de las más atractivas y seguras. Puedes disfrutar de un bello inmueble a tu medida, rentar para generar flujos de ingresos o con la expectativa de ganar por la valorización.

Suponiendo que te haces dueño de un apartamento nuevo, la rentabilidad de este será aproximadamente del 6% si decides ponerlo en arriendo. Nada mal para fortalecer tus ingresos. Lo mejor es que al ser propietario podrás disponer de tu inmueble al momento en el que requieras.

Un dato de interés para ti, es que si decides a invertir en proyectos sobre planos, los costos de inversión serán más económicos.

5. Compra tu próximo hogar

Hoy en día, se calcula que hay más de 4,7 millones de colombianos que viven en el exterior. Muchos de ellos anhelan volver a su país, ya sea para volver a ver a su familia, amistades, aplicar los nuevos conocimientos o simplemente para disfrutar de un retiro laboral.

Lee también ¡Es el momento de comprar vivienda en Colombia desde el exterior!

Con las nuevas políticas de crédito asociadas a las remesas puedes empezar, desde ya, a buscar ese inmueble en Colombia. Además, el gobierno brinda otros incentivos aduaneros y tributarios para que tengas un retorno feliz.

¿Te animas a invertir tu remesa en un inmueble?

 

Fuentes

Banco de la República

También te puede interesar


Categorías

Etiquetas

Publica un comentario


Compara proyectos